COCINAS MODERNAS

El secreto de las cocinas modernas es la integración de multitud de elementos funcionales en un mismo espacio, sin que éste pierda la estética lineal y minimalista imperante hoy en día.

Además, lejos de la idea general de que hacen falta muchos metros para tener una buena cocina, con el diseño de cocinas modernas actual, es posible crear espacios funcionales, armoniosos y con buena capacidad de almacenaje.

Como especialistas en diseño de cocinas, tanto modernas como rústicas, le invitamos a visitar nuestras instalaciones en Estepona para que conozca, de primera mano, todos los elementos que podemos ofrecerle para la reforma de su cocina moderna.

Cocinas modernas de diseño con un sinfín de posibilidades

No cabe duda de que las cocinas se han convertido en uno de los espacios del hogar donde pasamos más tiempo. Por esta razón, es primordial organizar los espacios y estudiar la disposición de las diferentes áreas de las que se va a componer nuestra cocina moderna.

Una vez que tengamos claro esto, debemos decidir qué tipo de distribución es la más adecuada, tanto por la funcionalidad que se le vaya a dar a la cocina, como por la forma y los metros disponibles. Algunas de las distribuciones de cocinas más populares son:

En L

Las cocinas modernas en forma de L son de las configuraciones más comunes. Permite crear una superficie de trabajo amplia para cocinar cómodamente. Esta distribución facilita poner tener una mesita o barra para poder desayunar o comer en la propia cocina.

En línea
o alargadas

Si la planta de nuestra cocina moderna es estrecha y alargada, la distribución ideal será en línea. En ese tipo de configuración del mobiliario de cocina, toda la zona de trabajo va organizada en un mismo frontal.

En U
o cuadradas

Las cocinas modernas cuadradas o con los muebles en forma de U, son de las opciones más cómodas a la hora de trabajar en la cocina. Si tenemos una cocina lo suficientemente ancha como para distribuir los frentes en U, disfrutaremos de una amplia zona de encimera para trabajar cómodamente.

Además, la distribución cuadrada es ideal cuando varias personas cocinan a la vez; y es que se crea una triangulación perfecta entre la zona de agua, la de cocción y el almacenaje, que facilita el trabajo en equipo.

Cocinas modernas blancas

Un básico que nunca pasa de moda

Si hay un color fetiche en decoración, ese es el blanco. Las ventajas de optar por una cocina moderna blanca son numerosas: multiplica la luz, amplía visualmente el espacio, es fácilmente combinable y aporta una perfecta sensación de pulcritud, muy valorada en las cocinas.

Además, las cocinas blancas resisten el paso de las tendencias de cada temporada como ninguna; y es que, admiten la integración de elementos de cualquier color, material o acabado.

Así, es fácil renovarlas de manera rápida con textiles, cambiando la pintura de la pared, o incluyendo piezas de mobiliario de cocina, como sillas, taburetes o una bonita mesa.