Después de varias décadas de minimalismo, la tendencia actual ha tomado una deriva mucho más cálida y orgánica, apostando por materiales como la piedra natural, la madera y los azulejos artesanales, tanto para pavimentos como para revestir baños y cocinas.

Pero, ¿qué es terracota?

La terracota, o literalmente ‘tierra cocida’ en italiano, es la cerámica resultante del proceso de modelado y cocido en horno de la arcilla natural.

Los azulejos de terracota están creados a partir de una arcilla particularmente porosa y de modelado sencillo, con un alto contenido en hierro que le da a los azulejos su característico color rojizo o marrón.

Acabados y texturas de la terracota manual

Alteret, cerámica artesanal de alta densidad

Azulejos pintados a mano

Exclusivos, originales, únicos.

Tanto la fabricación de pavimento como de revestimientos de terracota o barro manual, se realiza ‘pieza a pieza’. Además, todas y cada una de nuestras baldosas de terracota están pintadas y decoradas a mano.

Coloridos mosaicos hidráulicos

Los mosaicos hidráulicos son baldosas decorativas muy vistosas y alegres, que se han usado desde hace décadas en decoración. Los mosaicos de terracota hidráulica son los que más guardan la esencial de este tipo de azulejo, conservando la auténtica estética vintage, sin suavizar su carácter en lo más mínimo.

Actualmente, es una cerámica que ha resurgido con fuerza en los proyectos de interiorismo con más personalidad, teniendo además, un sinfín de opciones de color para los que no se atreven con un colorido tan vibrante. Para ver toda la gama, le recomendamos que visite nuestra sección de azulejos hidráulicos.

Azulejos Zellige

Vestigios de tradición andalusí.

Los azulejos Zellige de terracota, del árabe ‘pequeña piedra pulida’, están inspirados en la típica decoración andalusí de pequeños fragmentos irregulares de azulejos que forman coloridos mosaicos.

Los Zellige de Alteret, son piezas muy especiales, hechas a mano una a una, con antiguas técnicas de modelado. Es por esto que no hay dos azulejos iguales y el resultado será único y exclusivo en cada proyecto de decoración.

Entre las particularidades de los azulejos de terracota Zellige destacan las siguientes:

  • Presentan diferencias de tonalidad entre piezas, e incluso en una misma pieza.
  • Su superficie es irregular, presentando las ‘imperfecciones’ típicas de la fabricación manual.
  • Los bordes están cortados de forma biselada, aportando un acabado más discreto en las juntas y revistiendo la pared de una form mucho más uniforme.
  • El grosor y las medidas de cada pieza no son exactamente iguales, logrando una belleza imperfecta en el acabado.